martes, mayo 21, 2024
Banner Top

La familia en Pentecostés

Por: J. Guillermo Peña Escalante

La familia de Juan se levantó muy temprano, se bañaron y se pusieron su “ropa de domingo”. Pedrito, el hijo más pequeño, le pregunta a su papá: ¿Por qué nos bañamos y nos ponemos esta ropa tan bonita?”. Juan le responde, “porque hoy celebramos  una fiesta muy especial, termina el Tiempo de Pascua y celebramos el Domingo de Pentecostés”.

“¿Qué es Pentecostés?”, pregunta Pedrito, y su papá responde: “Este domingo la Iglesia celebra la Fiesta de Pentecostés”.

Pedrito impaciente vuelve a preguntar, “Pero, ¿qué significa Pentecostés?” Juan, pacientemente, responde: “Pentecostés proviene de la palabra griega que significa “quincuagésimo” (pentecoste). La razón es que Pentecostés es el quincuagésimo día (en griego, pentecoste hemera) después del Domingo de la Resurrección de Jesús nuestro Señor”.

Juan continúa explicando, “antes del nacimiento de Cristo, los judíos celebraban un festival llamado Shavuot, en hebreo, “semanas”, según les había ordenado Dios: “Luego contarás siete semanas; las contarás desde el día en que comiences a cortar el trigo. Entonces celebrarás la fiesta de las Siete Semanas a Yahvé, tu Dios, haciéndole ofrendas voluntarias según lo que hayas cosechado por la gracia de Yahvé, tu Dios”. (Dt 16, 9-10) y significaba que estaba llegando a su fin”.

“¿Y nosotros también celebramos el fin de la cosecha?”, pregunta Pedrito.

“No, Pedrito, para nosotros, representa el cumplimiento de la promesa que Cristo hizo a sus discípulos como lo menciona al final del Evangelio de san Lucas”.

“Les dijo: ‘Todo esto estaba escrito: los padecimientos del Mesías y su resurrección de entre los muertos al tercer día. Luego debe proclamarse en su nombre el arrepentimiento y el perdón de los pecados, comenzando por Jerusalén, y yendo después a todas las naciones, invitándolas a que se conviertan. Ustedes son testigos de todo esto. Ahora yo voy a enviar sobre ustedes lo que mi Padre prometió. Permanezcan, pues, en la ciudad hasta que sean revestidos de la fuerza que viene de arriba’ (Lc 24, 46-49) refiriéndose al Espíritu Santo, el cual en forma de lenguas como de fuego se posó sobre los discípulos la mañana de Pentecostés y los llenó de él, para que proclamaran el Evangelio o sea la Buena Nueva”.

Pedrito pregunta nuevamente: “¿Qué es el Espíritu Santo?”

Juan le contesta, “según el Catecismo de la Iglesia Católica, el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad. Es decir, habiendo un solo Dios, existen en Él tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Esta verdad ha sido revelada por Jesús en su Evangelio. El Espíritu Santo coopera con el Padre y el Hijo desde el comienzo de la historia hasta su consumación, y los tres son un solo Dios”. “Después de que Jesús resucitó y subió al cielo, nos envió al Espíritu Santo para que sea nuestro protector, defensor, abogado, maestro y nos acompañe y guíe en nuestro camino hacia nuestro Padre Dios”.

Fiesta de Pentecostés

Banner Content
Tags: , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment