lunes, junio 17, 2024
Banner Top

Una moderada cena Navideña ¡te hará más feliz!

Por: Alba Juárez Amador

 

Sin duda este año es de dificultades de todo tipo para todos, la cuestión económica no es la excepción, a pesar de esta situación seguramente en casa están preparando lo que será el menú de la Noche Buena y Navidad, como un signo de compartir y celebrar el nacimiento de nuestro Salvador.

No es necesario que haya un gran banquete, lo importante es recibir a Jesús en nuestro corazón, pero si tienes la bendición de disfrutar de alimentos especiales en esta fiesta, te recomendamos cuidar tu salud.

Comúnmente diciembre  y enero son los meses en que nos hacemos más propensos a subir de peso, y por las convivencias, reuniones o malas costumbres, caemos en desórdenes alimenticios, esto aunado a varios meses de confinamiento, actualmente hemos estado sometidos a un estrés inusual y a poca actividad física, no se diga de nuestros hábitos alimenticios, en conjunto, una pésima combinación para nuestro sistema digestivo, es por eso que te compartimos estos puntos para apoyarnos a preservar nuestro bienestar físico y espiritual.

Los expertos señalan que las recomendaciones son en sí muy parecidas a las que  nos dan en años anteriores (y que pocas veces seguimos); sin embargo, debemos tener especial cuidado en aspectos como:

  • Estar “enclaustrados”

Al no salir, no caminar, generamos una sobrecarga de la flora intestinal, esto trae como consecuencia un desequilibrio en cuanto a las bacterias en nuestra microbiota, lo que genera mayor fermentación. esto trae como consecuencia gases, distensión abdominal, “sonidos”, entre otros.

Procura tomar agua y hacer algo de ejercicio aunque permanezcas en casa, come frutas, verduras y sobre todo mantén tus momentos de oración intensificados.

  • Cuidar lo que comes en la noche

En una “cuarentena” de más de nueve meses es lógico que quienes más lo sufran sean nuestros adultos mayores, muchos de los cuales no han salido de sus casas, la recomendación básica es no sobrecargarse de alimentos por la noche, en especial, evitar los carbohidratos porque se fermentarán demasiado y podrían complicar los cuadros de gases y distensión abdominal.

Es preferible optar por las verduras y los líquidos.

  • Menú Navideño

Si lo que tienes pensado es preparar una proteína para la cena (pavo, pierna, carnes), elabora también una ensalada, y así busca servir más de esta que de la carne, de modo que te sientas satisfecho con algo que te hace bien.

Alimentos como los purés o los tubérculos, si los preparas, déjalos mejor para el “recalentado”, y almuérzalos al día siguiente.

  • Postres

No cabe duda que algo que esperamos son los postres navideños, si no puedes resistir al antojo, debes usar el mínimo de azúcar, usar ingredientes naturales, tratar de evitar los conservadores y sobre todo poner atención en las cantidades y la frecuencia con que los comes.

Cuida que los niños realmente cenen lo que les nutra, para que después puedan disfrutar un postre.

  • Comparte

La mejor manera de evitar comer por varios días una alta cantidad de calorías y carbohidratos, es compartir, seguramente cuando vas de camino a casa o al trabajo encontrarás en una esquina algunos niños o adultos pidiendo una ayuda, de corazón ofréceles algo de lo que preparaste para tu cena Navideña y seguro ¡les encantará! Eso será un excelente testimonio para los pequeños y así, estarás dando de comer al hambriento…

Banner Content
Tags: , , , , , , ,

Related Article

0 Comments

Leave a Comment